.

El problema es que en el Partido Verde tienen una seria pelea con la verdad. Se sabía lo que iba a pasar, y, sin vergüenza, prometieron lo imposible. Quedamos, además, pendientes de las cuatro líneas de metro, incluyendo la extensión de la primera, que también prometió Claudia.

0
1
4
Share